Coronación de Carlos III

Mayo 6, 2023

Hoy ha tenido lugar el acto de coronación de Carlos III, como Rey de Inglaterra y como buena enamorada del protocolo que soy, además de haber estado pegada a la tele para no perderme nada, quiero hablaros un poco sobre ella.

Me fascina muchísimo todo el protocolo que envuelve a los actos de la monarquía inglesa, como cuidan cada detalle, como está medido cada gesto, como cada joya, vestimenta, silla, e incluso alfombra, tiene un significado, pero dejando a un lado el protocolo y siendo muy sincera conmigo misma, me pregunto si tanto alarde de ostentación es necesario.

La monarquía inglesa no está pasando por su mejor momento y el país tampoco, y es por ello que creo que esta coronación debía de haber sido mucho más modesta, pero ellos son así y yo solo soy una humilde española que comenta.

Aunque ese no es sólo el motivo de opiniones contrariadas de esta coronación… No me podréis negar que todos los que estuvimos pegados a la tele viéndola, no estuvimos pensando en Diana en cada momento, porque yo sí, además confieso que sentí rabia al ver coronada a Camila y muchos de vosotros me diréis que ha triunfado el amor, pero no, no es así, porque sí Calos y Camila se querían tanto, ¿Por qué no se casaron desde un principio? Ella prefirió casarse con su marido y seguir viendo a Carlos y que este, se casara con Diana y la hiciera inmensamente infeliz, así que no, a mi entender, no puedo creerme la idílica historia de amor que ahora quieren colarnos.

Y bueno, echando pasiones abajo, que me pongo sensible con el tema Diana, ¿Qué me decís de que su hijo pequeño, Harry, estuviese en tercera fila, y que los hijos de Camila estuviesen en primera fila?

Porque según protocolo el ya no trabaja para la Casa Real, pero los hijos de Camila, tampoco lo hacen, así que no tiene mucho sentido esta explicación.

Volviendo un poco al protocolo, Camila ha sido coronada como reina y no como reina consorte que es lo que la Reina Isabel dejó dicho, con una corona que no se usaba desde la Reina Mery, compartiendo ceremonia con Carlos, en un atril a la misma altura que este, privilegio que no se le concedió ni a su padre, el Duque de Edimburgo.

La casa Real Británica nos tiene muy acostumbrados a su frialdad, pero me sigue impresionando la distancia que muestran entre ellos, creo que no van a ser menos Reyes porque se den un beso, o por una mirada de complicidad, incluso el pueblo, se lo agradecería.

Esta Coronación de Carlos III ha originado ríos de tinta, horas de tele y acaparado redes sociales, podemos o no ser monárquicos, eso ya es elección de cada uno, pero esta Casa Real existe y toda la controversia que la envuelve desde hace años, también, dejando muchas preguntas en el aire:

¿Debería de haber abdicado Carlos en su hijo para sanear la Corona?

¿Será la ambición de Carlos el fin de la Monarquía Inglesa?

¿Ha triunfado en esta Coronación el amor, o el ansia desmedida de poder de esta pareja?

Me encantaría saber vuestra opinión sobre este tema, podeis dejármela abajo.

Besos a tod@s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *